CREAM

Crunch de merengue

Una tarta diferente… crunch de merengue relleno de nata con fresas y limón.


Esta es una tarta en la que se combinan diferentes técnicas ya que incluye bizcocho de yemas (yellow cake), merengue, fresas con nata y crema de limón (lemon curd).

Para optimizar el tiempo de preparación el orden para la elaboración sería el siguiente:

1 Lemon curd – Crema de limón

2 Bizcocho de yemas – Yellow cake

Yellow Cake – Bizcocho de yemas

3 Merengue

4 Nata con fresas

Es una tarta por capas y sería como un sándwich que empieza y termina con una capa de merengue con almendras, seguidas de una capa de bizcocho de yemas. Y en el centro – a modo de relleno del sándwich – irían las fresas con nata y el lemon curd.

El trabajo que lleva merece la pena porque el resultado es una maravilla de tarta – una combinación de texturas y sabores nada común.

Ni que decir tiene que es una tarta delicada ya que el merengue se hincha al hornearse y se desinfla después, por lo que siempre habrán algunas grietas. Hay que manipular la capa superior de merengue con mucho mimo para que las grietas sean las mínimas.

🎂🎊 FELICIDADES AL CUMPLEAÑERO 🎂🎊

Lemon Curd o Crema de limón


El lemon curd es una crema de orígen inglés. en la que se usan zumo de limón, yemas de huevo, azúcar y mantequilla. De ahí que originariamente se conociera como Lemon Butter o Lemon Cheese.

Hoy en día existen muchas versiones, recetas en las que se usan sólo las yemas de huevo y otras en las que se usan los huevos enteros y también se hacen “curds” con otros zumos tales como naranja, lima, etc.

En cualquier caso es una crema muy versátil ya que se puede usar sola como cobertura y relleno para pasteles, tartas, cupcakes …, como acompañamiento de yogures y helados y también se puede mezclar con preparaciones como el merengue o nata, dando lugar a una nueva crema con un toque refrescante y cítrico.

En esta ocasión me he decidido por una receta más moderna en la que se usa nata en lugar de mantequilla.

A TENER EN CUENTA EN LA PREPARACIÓN:

  • Calentar siempre a fuego bajo-medio o medio removiendo constantemente para evitar que se pegue.
  • Evitar que hierva o acabarás cocinando los huevos/yemas.
  • Para una textura más fina colar la crema.
  • Si usas ralladura de limón puedes añadirla con todos los ingredientes y eliminarla cuando se cuela la crema o añadirla al final si prefieres una textura diferente.