Rosas

De como los proyectos tienen identidad propia…


Muchas veces empiezas a diseñar un proyecto de cupcakes y piensas en unos colores, unos diseños, etc.Imagen Te pones manos a la obra y de repente haciendo alguna flor o algún diseño en particular éste no sale. Y  lo vuelves a intentar, y no sale. Y al final cambias y pruebas con otro diseño.

Eso ocurre en multitud de ocasiones y el resultado final no tiene nada que ver con lo que en principio tenías en mente. Y no es que ese día no sepas hacer una flor o un diseño en particular, porque ya los has hecho antes muchas otras veces; en realidad yo creo que los proyectos tienen identidad propia y que esta puede o no coincidir con el diseño que pensaste en principio.   Imagen

Justo eso pasó con el último proyecto; salvo los colores, que sí eran los ideados inicialmente, el resto no tiene nada que ver con la idea original. Pero, el resultado me encantó. No os podéis imaginar la guerra que me dieron esas florecitas; pero claro yo no me di cuenta de que en realidad quedaban mucho mejor con el resto del conjunto que las que intenté hacer hasta en tres ocasiones.

En esta ocasión para un cumpleaños. Y para acertar con el sabor: doble chocolate con buttercream de dulce de leche y vainilla con buttercream de limón y lemoncurd.

MANTEQUILLA DE ROSAS Y LAVANDA


INGREDIENTES

Pétalos de rosa* 500 gr de mantequilla

* 1 cucharada de agua de rosas

* 3 ramitas de lavanda

* 2 rosas

PREPARACIÓN

Ablandar la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se pueda manejar como si fuera una plastilina. Añadirle el agua de rosas, los pétalos finamente cortados y la lavanda sin tallo. Dar forma de rulo con la ayuda de un papel de cocina transparente y reservar en la nevera.

FINAL Y PRESENTACIÓN

Presentar la mantequilla cortada en pequeños medallones y servir como aperitivo o para acompañar el desayuno.

SUGERENCIAS

Puedes combinar una mantequilla de flores con una confitura de jazmín, gardenias u otra confitura de flores.

lavanda

COCINANDO CON FLORES


sopa guisantes con flores de cebolla

Sopa de guisantes con flores de cebolla

Cuando era pequeña me comía las flores… Sí…, cuántas veces me habrán regañado por ello! Supongo que era parte del “eso no se come” como tantos otros “eso no…” a los que estamos acostumbrados y que sin embargo a veces resultan un tanto irónicos. Si lo pensamos bien usamos hierbas y plantas aromáticas en la cocina y es habitual ver agua de rosas y de azahar en una gran variedad de recetas de repostería, así que ¿por qué no probar otras plantas o flores?.

Gardenias

Gardenias

Sin darle muchas vueltas, me alegro de que años después de aquellas regañinas grandes chefs y cocineros de todo el mundo comenzaran a usar flores en la cocina, de manera que hoy día ya nadie se extraña de ver recetas que incluyen rosas, gardenias y otras tantas variedades de flores.

Ahora ya no como flores como cuando era pequeña, pero sigo teniendo interés por recetas que incluyen flores; creo que aportan un toque sútil y diferente. Con esto en mente, no me podía faltar un rinconcito en el blog donde incluir recetas con flores, unas favoritas y otras para probar.